lunes, 13 de enero de 2020

NADA QUE AÑADIR EN SPORTING CLUB RUSSAFA



“En este mundo sin ética, a la gente con principios sólo nos queda el placer de la estética”     
 Maki Navaja
“Nada que añadir”
IsidroJaén

 

Bajo el título “Nada que añadir” el artista Isidro Jaén junto al comisario, Rafa de Corral, presentan en el Sporting Club de Russafa una interesante mini-retrospectiva de este genial creador.

La exposición que se inauguró el pasado viernes día 10 de Enero, permanecerá abierta hasta el día 31de este mismo mes, en la calle Sevilla,5 en el céntrico barrio de Ruzafa.

Una oda a la estética desde una visión crítica y fría, cargada de ironía y humor, sería una manera muy simple de hacer una aproximación a la obra de Isidro Jaén.

“Nada que añadir” es una muestra que pretende abarcar diferentes épocas creativas de los últimos veinte años de este genial y mordaz creador. Pero para entender su trabajo, además de dejarnos llevar por la composición, el equilibrio cromático y las escenas narrativas no exentas de algún que otro secreto, debemos entender las influencias de los artistas de los años setenta que han marcado claramente su trabajo.

Desde sus orígenes como interiorista hasta centrarse plenamente en la pintura como vía definitiva de expresión a finales de los noventa, Isidro Jaén ha reinterpretado a los clásicos de la pintura moderna. En un principio, su claro y marcado estilo Pop se nutrió del cómic. Así, personajes como el Capitán Trueno, Tintín, Jabato o Superman mostraban ese carácter lúdico  presente en todo su trabajo. Más adelante, Edward Hopper, Paul Cezanne o Pablo Picasso, entre otros, darían rienda suelta a su imaginario constructivo, donde las escenas se entremezclan y crean así una nueva realidad que reflexiona sobre el mismo arte.

Isidro Jaén nos lleva de la mano hacia una plástica fresca y libre. Realidades abandonadas, redundando en este aspecto con la ausencia de figura, hacen patente el carácter onírico de las piezas más emblemáticas de Hopper. Contradicciones visuales, variaciones cromáticas que refuerzan un nuevo super-objetivo cargado de gran belleza visual, al más puro estilo del Equipo Crónica, ó simplemente escenas que residen dentro de la memoria colectiva tratada desde otro ángulo, son algunos de los ejemplos que veremos en esta mini retrospectiva.

En un momento en el que el panorama artístico cuestiona en numerosas ocasiones la filosofía primigenia del arte y sondea con excesiva frecuencia éste, Isidro Jaén plantea una diversidad de mensajes encriptados en un ejercicio de dialéctica y estética.

Rafa de Corral
Comisario de la Exposición








VER TODAS LAS NOTICIAS