viernes, 22 de noviembre de 2019

REBECA PLA _ RIU EN LA SALA MARTÍNEZ GUERRICABEITIA DE LA NAU DE LA UNIVERSITAT DE VALENCIA

Miércoles, 27 de noviembre de 2019

REBECA PLANA REIVINDICA EL RÍO XÚQUER EN LA NUEVA EXPOSICIÓN DE LA COL·LECCIÓ MARTÍNEZ GUERRICABEITIA EN LA NAU

La gran abstracción de la artista valenciana Rebeca Plana llega hoy a la Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau, donde se podrá contemplar a través de la exposición ‘Riu. Rebeca Plana’ hasta el próximo 23 de febrero. En la muestra, con obra exclusiva para este espacio y grandes formatos, la pintora reivindica el río Xúquer con una visión particular de su paso por la Ribera.


En la inauguración de la exposición intervinieron el director de actividades de la Colección Martínez Guerricabeitia, José Pedro Martínez; el Vice-rector de la Universitat, Antonio Ariño; el comisario de la muestra, Martí Domínguez; y la artista, Rebeca Plana.

“En esta exposición Rebeca Plana reivindica el Xúquer de la Ribera, que pasa a pocos metros de su estudio y la artista sale a andar por su orilla, a oxigenarse y a recuperarse del encierro”, señala Martí Domínguez, para quien la pintora “es un espíritu más de este tramo del río”, pues ha crecido a su lado y lo conoce bien, viviéndolo desde muy adentro. “El río destructor, el río devastador”, apunta la artista.

‘Riu. Rebeca Plana’ es la rebelión y la reivindicación de la pintura por la pintura porque el arte no necesita ser explicado, sino que se tiene que tocar, ver, oler…, se tiene que percibir a través de todos los sentidos”. Así define la pintora esta exposición, la cual considera también una “lucha” entre el lienzo y ella misma, convirtiéndose una gran obra personal donde se reflejan sus emociones, la luz y la oscuridad, “como en un río, como en la naturaleza”, añade.

De hecho, como Cézanne pintó la montaña Saint-Victoire de su Ais natal o como Michavila el resplandor, Rebeca Plana “pinta su río Xúquer, con unos trazos brutales, una fuerza contenida y un gesto enérgico, su marca pictórica, y esto es el que más me admira”, reconoce el comisario de la exposición, que presenta una colección de más de 40 obras de diferentes formatos, algunos muy grandes como ‘La força de la natura’, “un lienzo de 4,5 metros que condensa todo el oficio de Rebeca y su gesto artístico, una obra expresamente pintada para la Sala Martínez Guerricabeitia y sobre la que bascula toda la muestra”, explica.

‘La força de la natura’, el cuadro central, nos enseña el mundo del bosque fluvial, claros y vegetación embrollada: “una metáfora de la vida misma de la artista”, afirma Domínguez. Rebeca Plana ha pintado para ‘Riu’ un total de 43 obras, 11 de las cuales presenta en gran formato y dos de estas son tondos, mientras las otras 32 son obras en papel.

Obra de Rebeca Plana en papel para la exposición 'Riu".
Otras creaciones que sobresalen son el díptico ‘Elogi del Xúqer’, “pletórico de luz y color”, o ‘Tempesta’, “pintado durante una gota fría que asoló nuestras tierras”. Se trata del resultado pictórico de las sensaciones, los momentos alegres y los instantes de oscuridad, de la artista. Martí Domínguez señala otros lienzos que hablan del estado de ánimo de su autora: ‘Camí del riu’ o ‘Riu endins’ muestran momentos de recogimiento; sus tondos también fijan instantes de sus paseos por el río, como ‘Riu-rau’ o ‘Lluent’, este último son los reflejos del agua, “vibraciones cromáticas”.

En definitiva, concluye Martí Domínguez, lo que nos muestra Rebeca Plana es “un mundo propio, con un gesto absolutamente personal e intransferible”.

Por su parte, José Pedro Martínez se ha referido a la nueva apuesta de la Col·lecció Martínez Guerricabeitia sobre la abstracción y el arte geométrico que, a través de Yturralde o Michavila, por ejemplo, “han dejado una profunda huella en la escena artística valenciana”. Así, la propuesta de Rebeca Plana concuerda con una filosofía de acogida a “manifestaciones artísticas de primer nivel”. Además, ha anunciado: “La Col·lecció Martínez Guerricabeitia tiene una clara voluntad de apoyo al arte joven mediante la Bienal, que este año alcanza su 14ª edición, y esta nueva línea de patrocinio, que hemos visto ya con Mery Sales, ahora con Rebeca Plana y, a finales de 2020, con Nico Munuera”.

La artista
En ‘Riu. Rebeca Plana’ se puede observar el carácter altamente abstracto de su obra, a veces incluso caligráfico. Rebeca Plana, además de jugar con el significado de las palabras –“riu, Rebeca”, dice ella–, combina elementos de composición estructurada con un ambiente salvaje y de improvisación, y hace uso de elementos cotidianos como lienzos-objetos que lleva hacia el expresionismo abstracto, como un colchón o puertas de nevera, por ejemplo.
En opinión de Martí Domínguez, la obra de Rebeca Plana “se plantea un mundo en bruto moderno, humanista, hecho a mano a propósito, de un aspecto efímero, peligroso y, sin embargo, muy diseñado, en definitiva, inesperado”.
Y es que, como dice Rebeca, “mientras haya pinceles, habrá pintura; mientras haya agua y piedra roja como la que encontramos al lado del río, podremos hacer pintura”.
Con ‘Riu’, Rebeca Plana cierra una puerta para abrir otra –la puerta de la abstracción pura–, pues ya trabaja en un nuevo proyecto que llevará su obra al extranjero y en el que mantiene la abstracción pero con la incorporación de elementos figurativos, una técnica que ya nos presenta discretamente en La Nau.

Desde que acabó sus estudios, Rebeca Plana ha participado en residencias artísticas y ha recibido premios y becas como la beca Hàbitat Artístic (Ajuntament de Castelló - EACC), la beca de residencia del Piramidón (Barcelona), la beca de la Fundación O Barco de Valdeorras (Ourense), la beca de residencia del Museo Picasso (Málaga), la beca de la Fundación Rodríguez Acosta, y premios como el Senyera de pintura de València, Ateneu Mercantil de València, o la Mención de Honor en el premio BMW.

Ha realizado exposiciones individuales en museos y galerías, como La Gallera (València), Fernando Latorre (Madrid) o Punto (València), y el Colegio de España en París. Ha participado en varias exposiciones colectivas en la Ibercaja de Zaragoza, Casa de Vacas de Madrid o la Fundación Antonio Pérez de Cuenca. También participa activamente en ferias de arte contemporáneo junto con las galerías que la representan, como JustMad (Madrid), ARCO (Madrid) o Gente Arte Fair (Bélgica).

Visitas guiadas
Por otro lado y con el fin de acercar el arte contemporáneo a la sociedad, la Col·lecció Martínez Guerricabeitia, y el Vicerrectorado de Cultura y Deporte organizan visitas guiadas gratuitas. Solo hay que hacer la reserva de la visita por correo electrónico (visites.guiades@uv.es) o por teléfono (963.864.922).







Viernes, 22 de noviembre de 20199


REBECA PLA _ RIU EN LA SALA MARTÍNEZ GUERRICABEITIA DE LA NAU DE LA UNIVERSITAT DE VALENCIA


Hasta el 23 de febrero de 2020

Sala Martínez Guerricabeitia - La Nau de la Universitat de València

Conversamos con Rebeca Plana en el Adzucat de Albalat de la Ribera.







Por: JOAN JOSEP SOLER NAVARRO. Historiador del Arte. Postgrado en Educación Artística y Museos. Postgrado en organización de exposiciones, marketing y comunicación. Técnico Superior Universitario en Pericia Judicial. Miembro de AVCA. Asociación Valenciana de Críticos de Arte. Miembro del ICOM-UNESCO. Consejo Internacional de Museos. Editor de Sinergias4G Artes Visuales, Revista y Canal digital.

La Col·lección Martínez Guerricabeitia-Fundació General de la Universitat de València organiza en el Centre Cultural La Nau la exposición «Rebeca Plana_RIU», que se podrá visitar en la Sala Martínez Guerricabeitia hasta el 23 de febrero de 2020.

Comisariada por Martí Domínguez, la exposición presenta el carácter altamente abstracto de la obra de Rebeca Plana. Un carácter a veces caligráfico, que combina elementos de composición estructurada con un ambiente salvaje y de improvisación.

Su obra tiene un carácter altamente abstracto,  a veces caligráfico, que convida a elementos de composición estructurada con un ambiente salvaje y de improvisación. Utilizando elementos cotidianos a modo de lienzos-objetos y llevándolos hacia el patriarcado histórico del expresionismo abstracto.

Su obra se plantea un mundo en bruto moderno, humanista, hecho a mano a propósito, un trabajo que viva en la cúspide  de un aspecto efímero de aspecto peligroso y sin embargo bien diseñado a un nivel inesperado, llevando a extenderlo para encontrar un nuevo uso desconocido, para crear un trabajo en bruto y extremadamente trazado a color.




Rebeca Plana, es licenciada por la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de Valencia en 2000. Obtuviste Matrícula de Honor en el proyecto fin de carrera especialidad pintura. Completaste la formación en la facultad das Bellas artes de Lisboa y en el Colegio de España en Paris.

Desde que terminó los estudios ha participado en residencias artísticas y recibido premios y becas como la beca Habitat Artistic (Ayuntamiento de Castellón - EACC), la beca de residencia del Piramidon (Barcelona), la beca de la Fundación O Barco de Valdeorras (Orense), la beca de residencia del Museo Picasso (Málaga), beca de la Fundación Rodríguez Acosta, y premios como el Senyera de pintura de Valencia, Ateneo mercantil de Valencia, o la mención de Honor en el premio BMW. 

Actualmente junto otros artistas españoles  ha sido invitada a la bienal latinoamericana en Brasil.  Seleccionada para participar en la Bienal de la Fundación Once 2020. 

Su trabajo también ha sido mostrado en exposiciones individuales en museos y galerías como la Sala Gallera (Valencia), la Galería Fernando Latorre (Madrid) o Galería Punto (Valencia), Colegio de España en Paris. He participado en diversas exposiciones colectivas en espacios como el IberCaja Zaragoza, Casa de Vacas Madrid, o la Fundación Antonio Pérez de Cuenca. También ha participado activamente en ferias junto a las galería que la representan en Ferias de Arte Contemporáneo como JustMad (Madrid), ARCO (Madrid), Gante Artfair (Belgica).

La obra de Rebeca Plana más bien destaca por la energía y la positividad que revela causa de la gran combinación de colores, fríos y cálidos que consiguen captar el espectador, creando una atmósfera especial donde convergen tanto las emociones del visitante como la energía de la propia artista […] Un estilo, el de Plana, que recuerda a grandes figuras de la pintura como Hans Hartung, Pierre Soulages, Willem de Kooning, Franz Kline entre otros, donde el trazo, el gesto y el color se ejecutan a coro, al mismo tiempo que se levantan como protagonistas indiscutibles.

En la entrevista previa a la inuguración en la Sala Martínez Guerricabeita hablamos y le planteamos a Rebeca Plana si el arte es sensorial o emocional, introspectivo, íntimo, anímico, reflexivo. ¿El arte contemporáneo nos permite entender la realidad? ¿Por qué hay piezas de arte contemporáneo que no acabamos de entender sin acercarnos a su cartela? Por los títulos de sus obras. ¿El arte contemporáneo influye en su forma de sentir, construir, vivir? ¿El espectador experimentará un cambio tras sentir, madurar y vivir su obra? ¿Pinta para ella o pensando en el posible espectador… comprador…? ¿Dónde está el límite del arte contemporáneo, nos referimos, que es arte y qué es otra cosa? ¿Cómo se materializa una creación de la nada, cómo se vive, cómo se lleva a cabo, cuales son las fuentes de inspiración, los detonantes que le empujan a crear? ¿Cómo es la investigación, la planificación, como es la realización, para llegar a la comunicación o exposición?

Apenas hace 20 años que terminó los estudios de Bellas Artes, y le preguntamos por el papel de los estudios de bellas artes y de la universidad en general, que es lo que le ha aportado, que esperaba y que recibió?

La entrevista está engalanada con pequeños fragmentos musicales del compositor y guitarrista internacional Ximo Tebar, su pareja, que tiene mucho que ver, directa e indirectamente en la obra reciente de Rebeca Plana.