miércoles, 13 de noviembre de 2019

«FAKE GAMES. EL MONUMENTO COLECTIVIZADO» EN EL IVAM


 

El director del Institut Valencià d'Art Modern, José Miguel G. Cortés, el comisario Miguel Caballero y el artista Fernando Sánchez Castillo presentarán «Fake Games. El monumento colectivizado», el jueves 14 de noviembre a las 11.00 horas, con un recorrido por la muestra.
El artista propone la creación de un memorial colectivo en la galería 6 del museo a partir de una de las fotografías más icónicas de la Guerra Civil española, 'Muerte de un miliciano', atribuida a Robert Capa y Gerda Taro.
La instalación principal de la muestra es un memorial basado en el intercambio de una pequeña figura de un soldadito de plástico, inspirada en el famoso miliciano fotografiado por Capa/Taro. Las personas visitantes mayores de quince años -edad mínima para alistarse en las milicias- pueden llevarse un soldadito a casa a cambio de una reflexión sobre este conflicto y sus secuelas, que dejarán por escrito sobre las paredes de la galería.
Galería 6 del IVAM. Calle Guillem de Castro, 118. València
El proyecto.
El proyecto del artista Fernando Sánchez Castillo (Madrid, 1970) y comisariado por Miguel Caballero se basa en la realización de un memorial colectivo en la galería 6 del museo a partir de una de las fotografías más icónicas de la Guerra Civil Española: Muerte de un miliciano atribuida a Robert Capa y Gerda Taro. Sánchez Castillo conecta en su propuesta artística esta célebre fotografía con la historia de la industria del juguete valenciana.

Durante los años de la guerra civil los sindicatos de Ibi (Alicante) colectivizaron una de las más importantes fábricas de juguetes. Se paró la producción habitual y tan solo un miliciano de hojalata salió de la fábrica en aquellos años, modelo del hombre nuevo. Tras la pérdida de la guerra, el miliciano se convirtió en un objeto comprometedor y muchos obreros del juguete tuvieron que emprender camino al exilio.

El leit motiv de la exposición es la creación de un memorial colectivo basado en el intercambio de una pequeña figura de la Guerra Civil Española, inspirada en la icónica fotografía de Robert Capa y Gerda Taro, a cambio de un pensamiento o un deseo que los visitantes plasmarán en las paredes de la galería. Una brigada de 4000 unidades estará dispuesta a tal fin. El museo dedica así parte de su espacio a las narrativas individuales en perpetuo juego de conflictos.