miércoles, 20 de noviembre de 2019

«DE MAR A MAR» ANTONI MIRÓ EN ALTEA


 




Inauguración: Viernes 22 noviembre,  19 h.

Exposición en el Palacio y esculturas en las calles de Altea.

Altea, Capital Cultural Valenciana 2019-2020.
Antoni Miró vuelve a Altea donde residió durante una década y vuelve para quedarse hasta pasado el verano en el Palacio con pinturas que renovará en el mes de marzo con «Suite Havana» sustituyendo a «Personatges». También estarán al mismo tiempo las 26 esculturas que encontraremos por las calles de Altea. Algunas, expuestas por primera vez en La Marina de Valencia a finales del año pasado, que enriquece ahora con otras interpretaciones mitológicas. «De mar a mar», recorre desde esta orilla del Mediterráneo hasta Grecia, hasta el origen de la cultura, en referencia a su serie dedicada al erotismo a cuyo arte se rendía Grecia hace 2.500 años. Las esculturas con juegos sexuales de acero corten se mostraron por primera vez en el castillo de Santa Bárbara en 2008 y también se instalaron en el MUA años después.
Con los «Personatges» que veremos en el interior del Palacio de Altea, se inicia la conmemoración de la capitalidad cultural valenciana 2019/20 de Altea en la Marina Baixa. Durante los años 1970 y 1980 Miró coincidió y forjó una amistad con el bailarín Antonio Gades a quien recuerda y homenajea continuamente en su pintura entre los que encontramos muchas más caras conocidas.
De las 26 esculturas de gran formato (de 2 y 3 metros de ancho o alto), 13 pertenecen a la suite griega –en el paseo de la playa de L'Espigó– y otras 13 a la serie de pinturas –en el jardín del Palacio de Altea– con referencias al mundo del arte como el Gernikabou –instalado en el mirador de la Plaza de la Iglesia– en homenaje al Guernica de Picasso, la silla del estudio de Van Gogh o la pipa de Magritte. En el interior del palacio de Altea, veremos obras de sus personajes favoritos, poetas, pintores y amigos de la cultura, que se renovarán a finales de enero por la Suite Havana.