sábado, 28 de septiembre de 2019

SEGRELLES Y LA PROMOCIÓN TURÍSTICA EN EL PALACIO DE ALBAIDA


Por: JOAN JOSEP SOLER NAVARRO
Historiador del Arte. Postgrado en Educación Artística y Museos. Postgrado en organización de exposiciones, marketing y comunicación. Miembro de AVCA. Aso. Vciana. Críticos de Arte. Miembro del ICOM-UNESCO. Consejo Inter. de Museos.


Con motivo del Día Internacional de Turismo, la tarde del viernes día 27 de septiembre, se presentaba la exposición «SEGRELLES y LA PROMOCIÓN TURÍSTICA» que permanecerá abierta al público en la Oficina de Turismo del Palacio de Albaida (Valencia) hasta el 27 de octubre.

La exposición responde a la iniciativa del ayuntamiento de Albaida y expone la obra original encargada por la Compañía Española de Turismo en el año 1926 perteneciente a los empresarios y coleccionistas Hijos de M. Condeminas, propietarios de importantes compañías navieras extranjeras y agencias internacionales, entre ellas, la mencionada CET.

Dentro de la amplia labor que Segrelles dedicó al cartelismo durante su larga trayectoria artística, los carteles ahora expuestos en Albaida forman parte de la obra icónica de Segrelles entre las que cabe señalar el cartel del 25 aniversario del F.C. Barcelona, (nos gusta señalar que el del 75 aniversario lo realizó Joan Miró y el del centenario es obra de Antoni Tapies), el primer cartel de Fallas del año 1929 tan festejado desde entonces y ahora por el mundo fallero.

La inauguración arropada por numeroso público, contó con las participaciones de la técnico turística del Ayuntamiento de Albaida Julia Rodríguez, los comisarios de la exposición Susana Vilaplana y Juan Carlos Tormo, el concejal de cultura Josep Manuel Juan y el alcalde Josep Albert. En representación de la familia que ha prestado las obras, habló C. Condeminas.

Posiblemente sea la faceta de José Segrelles (Albaida, 1885-1969) como ilustrador la que mayor eco ha merecido siempre entre los especialistas. Sin embargo, su actividad como cartelista es -hoy- ciertamente muy poco conocida, por lo común.

1929 era el año que José Segrelles hacia escala en Valencia, antes de embarcarse hacia el “Sueño Americano” que le mantendría durante cinco años en Nueva York, sobreviviendo la caída de la Bolsa Norte Americana.

Cualquier medio de comunicación local de aquellos primeros días de mayo del año 1928, (El Mercantil Valenciano, La Correspondencia de Valencia, El Debate de Madrid, o los El Día Gráfico, La Publicitat o el Diario de Barcelona, consideraban la exposición en el Circulo, Catedral de las catedrales del arte valenciano, y la Cena de Gala ofrecida en su honor, como el intento, en absoluto en vano, de resarcirse con José Segrelles de su larga incomunicación.

Hasta entonces Albaida, el pueblo natal de Segrelles, se conocía por haber sido cuna de Elías Tormo, ilustre intelectual, político, Ministro de Instrucción Pública y Bellas artes durante la República. Pero Segrelles, nacido en una familia muy modesta, hermano de sus doce hermanos, estuvo sólo durante dos años en la Escuela de Artesanos y en la Academia de San Carlos, ya que por circunstancias familiares, a los doce años, había reanudado sus estudios de Bellas Artes en la Lonja de Barcelona. Allí se apartó casi de la noche a la mañana de la pintura de género que aún arrastraban los decimonónicos y se dedicó por completo a la ilustración de libros.

Las "obras monumentales", catalogadas así por el mismo Vicente Blasco Ibáñez con quien mantuvo amistad personal en Barcelona y posteriormente por correspondencia hasta su muerte en al francesa Villa de Mentón. 

En Barcelona le llegó el encargo de Las Florecillas de San Francisco obra aún tan revalorizada, como revalorizados son los dos tomos con los cuentos de las Mil y una Noches de la barcelonesa editorial Salvat y todos aquellos libros de bolsillo conteniendo las ilustraciones de Segrelles y la Literatura Universal adaptada para los niños por Mari Luz Morales y publicadas en la Ciudad Condal por Araluce. 

Todo ello coronado con el encargo del Quijote de la Mancha y los contratos con la revista inglesa The Illustrated London News para quienes estaría trabajando desde 1927 hasta 1935 a la vez que contribuía con la distribución mundial de la revista, a la internacionalización de la firma valenciana de Segrelles hasta entonces y aún hoy, sólo tan reconocida por tanto país, como la de Joaquín Sorolla.

Otros trabajos cartelísticos de José Segrelles:

Para la C.E.T. "Visitad San Sebastián" (1926); el cartel del "V Centenario de S. Vicente Ferrer" (1955) Automóviles Ford" (1930); el cartel "Besuchen sie Valencia" (1926), "XXVIII Vuelta Ciclista a Cataluña" (1948). "Sociedad Protectora de Animales" o el boceto para "Ajuntament de Barcelona", ejecutados ambos con un aura modernista, cuyas imágenes podrían ser asimismo perfectamente adoptadas como portadas o pasar a ilustrar ensoñadoras narraciones. "Noces d'Argent de F. C. Barcelona" (1924), "F. C. Barcelona", "Lotería de Nadal" (1933), o "Real Aero Club de Cataluña" (1920), "Gran Trofeo del Moto Club de Cataluña" (1930),  "Jabones Barange", "Conservas Albo", "Vermouth Cinzano", "Citrozumos" o "Catalana de Gas", "Exposición Misional" (1929).

Enlaces recomendados:
Relecturas en torno a la cartelística de José Segrelles, por Román de la Calle. Catedrático de Estética y Teoría del Arte – Universitat de Valencia.