lunes, 30 de septiembre de 2019

«EL MEJOR LUGAR» DE MÓNICA JOVER

Casa de Cultura de El Campello (Alicante)

Inauguración: 3 de octubre

Hasta el 9 de noviembre.



LA NATURALEZA DEL SER COMO PAISAJE

Siguiendo la obra de Mónica Jover, uno se da cuenta inmediatamente que esta muta en cada exposición, los paisajes abstractos pasaron a ser paisajes truncados, y después con la incorporación del hilo se hicieron más ricos conceptualmente, este le aportaba un significado más amplio a su producción, estableciéndola dentro de la estética del string art. Hace unos años que su obra, inquieta como la autora, quería mostrar un paso más. 

Uniendo el hilo, el color y el espacio, Jover empieza a romper y a unir como si de una arquitecta de la naturaleza se tratara, o mejor dicho, como una paisajista contemporánea. Creó joyas cargadas de un maravilloso misticismo y una evocación hacia la tradición textil; más tarde en el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert mostró un paso más dentro de su obra estableciendo una exposición puente que considero el paso previo a la serie que hoy presenta bajo el título El mejor lugar. En ella se pudieron admirar las primeras ventanas con paisajes creados por capas y dimensionándolos, por primera vez traslada sus piedras a escultura y abre nuevas vías de experimentación que la ponen sobre nuevos caminos.


El mejor lugar supera ese impás que se produjo, y explora una nueva vía, hoy nos traslada a un espacio abierto, pleno, casi salvaje, donde la naturaleza no está manipulada ni extorsionada por el ser humano, es un espacio único, tridimensional y con efectos visuales. Jover lanza un espacio nuevo, partiendo de la pintura, el collage y el string art, donde percibimos hojas, ramas, raíces, bosques y selvas que nos invaden. 

Nos interna en bosques duales donde la polaridad del ser humano se refleja en sus luces y sombras, planos y construcciones; traduciendo en paralelismos nuestra naturaleza con la Naturaleza. Las piedras exentas flotan entre esa espesura de acrílico y puntadas, se unen a un paisajismo que nos replantea lo conocido y nos evoca espacios naturales en nuestra mente. 


Entre sus obras aparece un exquisito tratamiento del collage donde sin aportar aglutinantes crea piezas unidas por su hilo que las hace crecer como enredaderas. Observo su obra y siento el agua, las cascadas llegan a mi memoria, refrescando el ambiente, y me asombro al darme cuenta de la capacidad de esta creadora en mimetizar entre sí hilo, pintura y realidad. 

Medito y veo cómo su hilo ha cambiado, y donde antes significaba la trayectoria de un pueblo, de una ciudad habitada por fábricas, hoy se torna origen. El mejor lugar retoma sus propias raíces y presenta el concepto del Ser como elemento natural entre pinceladas y paisajes de ensueño.

Lucia Romero Segura
Historiadora y Crítica de Arte