lunes, 16 de septiembre de 2019

DE CARA A ELLAS EN LA POSTA DE VALENCIA



Un proyecto en colaboración de Denis Ponté y el equipo de La Posta formado por Miguel Ángel Baixauli (director de La Posta), Gabriela Rivera y Karol Hincapié

El fotógrafo Denis Ponte se puso en contacto con la Fundación La Posta mostrando su interés en poder exhibir sus trabajos en nuestra sede en Valencia. Esto ocurrió el 6 de julio de 2018. Tras unas primeras conversaciones, incluso remisión de documentación (el libro elaborado con ocasión de una primera exposición “Face à elle” en Ginebra, Suiza, que incluye, a modo de anexo, un libreto con las contribuciones de todos los que participaron en su desarrollo, incluidas las mujeres fotografiadas, a modo de testimonio de la experiencia). A la vista de esa información, en particular la contenida en el libreto anexo del libro, donde se explica la forma cómo se formuló el proyecto, sus objetivos, y los detalles de su desarrollo, y vimos que es un proyecto que se adapta a las características de La Posta. A partir de ese momento hemos estado trabajando conjuntamente para la aplicación de ese proyecto a Valencia, porque entendemos que una de sus singularidades, que se puso en evidencia en su desarrollo en Ginebra, es el profundo enraizamiento del mismo con su entorno más inmediato.

El proyecto “Face à elle”, en su desarrollo en Ginebra, fue una iniciativa del Colectivo de Mujeres Musulmanas de Ginebra, que buscan a Denis Ponté para, como explican en su contribución al libreto anexo:
“[refiriéndose al proyecto] queremos ofrecer una experiencia que no solo pase por un discurso. De hecho, notamos durante nuestras diversas actividades, que pueden entenderse intelectualmente, pero, a veces, algo indecible, visceral, bloquea. Cuando se trata de lo otro, lo diferente, el vientre habla más a menudo que la cabeza. Y las palabras se vuelven impotentes.
“El Colectivo de Mujeres Musulmanas optó por un enfoque artístico, rompiendo completamente con los proyectos realizados hasta el momento.
“La fotografía parecía la mediación más adecuada. Surgió la idea de hacer retratos de mujeres que compartían el mismo espacio geográfico (Ginebra) y la misma afiliación religiosa (musulmana), pero de orígenes, antecedentes sociales, diferentes edades”.

El proyecto se compuso, en origen, de una exposición, 3 publicaciones (un libro con las fotografías; un libreto anexo con las contribuciones de todos los que participaron en el proyecto; y un sitio en internet); además, un conjunto de actividades paralelas (lecturas de poesía, música, conferencias) y un ciclo de cine.

Forma parte de la esencia del proyecto, la participación de un nutrido grupo de colectivos e instituciones. En el caso de su desarrollo en Ginebra, participaron, además del señalado Colectivo de Mujeres Musulmanas de Ginebra, también el Instituto de las Culturas Árabes y Mediterráneas – Librería L’Olivier, la Asociación Place-Neuve [cuyo objetivo es diseñar, distribuir y explotar, sin fines de lucro, creaciones del espíritu (literatura, bellas artes, música, fotografía, cine), en Suiza y en el extranjero], la Universidad de Ginebra, Bains des Paquis (gestionados por una asociación que se provee de recursos prestados voluntariamente), etc. Para el caso del desarrollo en Valencia, se ha previsto la creación de un equipo específico que tiene entre su misión más relevante, la de contactar con entidades y personas físicas para el desarrollo de un proyecto que tiene por objetivo, como dijo Lucia Dahlab, del Colectivo de mujeres musulmanas, “hacer retratos de mujeres que compartían el mismo espacio geográfico [en este caso será Valencia] y la misma afiliación religiosa (musulmana), pero de orígenes, antecedentes sociales y diferentes edades”, con el fin de ofrecer una imagen de este grupo más diverso, menos estereotipado, en definitiva más fiel a la realidad, en contraposición a la imagen que ofrecen los medios de comunicación, muchas veces preocupados única y exclusivamente por la cuestión del velo, y la teórica sumisión de la mujer al hombre en ese medio social.

El trabajo fotográfico busca interrogar al espectador, hacerle reflexionar sobre el hecho de que, como dice Daniel Vuataz, en el primero de los textos incluidos en el libreto anexo “La experiencia «Face à elle»

“Instantáneamente piensas en esa mujer que conoces y que una mañana decidió llevar un foulard [el hijab] y quien, de la noche a la mañana, ha constatado que ella envía una imagen diferente a su entorno. Como si su personalidad, que no había cambiado, estaba pasando a un segundo plano. Como si el foulard que llevaba focalizase en el presente toda la atención, haga lo que haga”.

Desarrollo del proyecto
Una de las primeras observaciones que se hicieron por parte de Fundación La Posta, para el desarrollo del proyecto en nuestra sede, es que había que acercar el proyecto documental-fotográfico a nuestra realidad más inmediata, de manera que las fotos que se exhibieran mostraran la misma realidad que en la primera exposición celebrada en Ginebra, pero ahora documentada en Valencia. Se trataba de acercarse a la realidad y circunstancias de la vida de mujeres musulmanas residentes en Valencia, que, en este caso, podían ser procedentes de países subsaharianos, también del norte de África (Marruecos, Argelia…), incluso no se puede descartar que sean también españolas, y no sólo porque en territorio español viven personas musulmanas, también árabes, como se da en el caso de Ceuta y Melilla, de manera relevante, pero también en otros lugares de la península. Para ello, se ha constituido un equipo específico por parte de La Posta, para ir al encuentro de las protagonistas de este trabajo, tanto de forma individualizada, como a través de asociaciones cívicas de distinta índole, con el fin de dotar de una mayor profundidad social al trabajo.

Forman este equipo el director de La Posta, Miguel Ángel Baixauli, buen conocedor del asunto del que estamos hablando, entre otros motivos por circunstancias personales (compartidas con las de Denis Ponté), quien además puede aportar el marco teórico que ponga en relación el trabajo fotográfico, con cuestiones del máximo interés, como avanzar en los planteamientos decolonizadores, tanto mentales como facticos, y profundizar en los recovecos de cómo se forman las identidades en el siglo XXI, en particular en relación con el medio físico, normalmente urbano (y, en ese sentido, las cuestiones del arraigo/desarraigo ―la dominación o no del espacio que se habita―), la participación en la vida social y económica, etc.

La participación de Miguel Ángel Baixauli se ha enfocado, después de tratar este asunto con Denis Ponté, como de un colaborador en el proyecto.

Además, se han incorporado al equipo dos mujeres: Gabriela Rivera y Karol Hincapié, que son dos estudiantes en prácticas, en el contexto del acuerdo de la Fundación La Posta con el Master en Fotografía, Arte y Técnica de la Universidad Politécnica de Valencia, de acuerdo con el cual se viene desarrollando anualmente el proyecto LABi (Laboratorio de pensamiento, creación y difusión de la imagen).

Algunas novedades de “«De cara a ellas» en Valencia”
En coherencia con el hecho de que, el proyecto ya fue definido en origen como susceptible de variaciones de su contenido, según se desarrolla en su itinerancia. En ese sentido, se han pensado algunas novedades para esta edición de “«De cara a ellas» en Valencia”, como son:

la incorporación de un fotomatón en el espacio de la exposición, de manera que las mujeres que acuden se pueden hacer un retrato que se incorporaría a la exposición, en un apartado específicamente dedicado a ello.

Con el fin de atraer al público, se va a organizar un taller de fotografía, en el que se suministrarán conocimientos básicos sobre fotografía y retrato, con el fin de incentivar la participación.

[en función de la financiación que se pueda obtener] la elaboración de una publicación específica, que incluya las aportaciones de colectivos y personas implicadas en el desarrollo de “«De cara a ellas» en Valencia”.

― realización de vídeo-entrevistas durante el tiempo en el que se desarrolla el proceso de aproximación a las mujeres que van a protagonizar el trabajo, incluso durante el trabajo fotográfico.