miércoles, 3 de julio de 2019

«TOPOLOGIES DE L’ESPAI ESCULTÒRIC» DE MOISÈS GIL EN EL MUCBE DE BENICARLÓ

Inauguración: viernes 5 de julio, 12:00 h.

Hasta el 22 de septiembre de 2019

Moisès Gil, Cocentaina–El Comtat.1963
Catedràtic d’Universitat del Departament d’Escultura de la Universitat Politècnica de València

En su trabajo hace propios los problemas de la sociedad contemporánea en esta aldea global para así, dar voz a aquellos que no la tienen o es muy débil, pues cree que a través de sus esculturas se puede llegar a conseguir un mundo mejor, socializando la obra de arte así como que todo el mundo la tenga a su alcance y no sea tan solo para unos cuantos elegidos. Que se reflexione a partir de su percepción, que sirva para ayudar al espectador a plantearse nuevos y viejos, por qué no, problemas, que se vean reflejados en la obra, que esta sirva de espejo donde el espectador se vea representado y se identifique, posicionándose en actitudes determinadas frente a los problemas que plantean semánticamente las obras.



«Incansable buscador de la alquimia entre sentimientos y formas de expresión, Moisés Gil encuentra el vehículo idóneo a través de la simbiosis entre figuración expresiva y reduccionismo formal, con un estilo propio, se sumerge en las corrientes de la escultura contemporánea, demostrando una madurez plena, jugando con volúmenes, texturas y formas, para transformarlas en poesía. Su trabajo escultórico es un estudio donde se acerca al ser humano, descubriendo la magia de transformar su mundo etéreo en algo físico que reporta una visión fresca y llena de fuerza, al panorama escultórico actual»
Mª Teresa Mezquita Méndez del diario de Yucatán.


Su obra, sobre todo sus esculturas las lleva mostrando desde 1985, primera Exposición realizada en la inexistente actualmente “Sala de Exposiciones de la Caja de Ahorros de Alicante” en la calle Mare de Deu del Miracle. Este fue el inicio de una serie de exposiciones, muestras, bienales, ferias, etc. que hasta la actualidad lleva a término, ahora està en marcha la exposición: Topologíes de l’espai escultòric en el MUCBE de Benicarló.

En estos treinta y cuatro años de trayectoria, el trabajo de Moisès se ha podido ver, entre otros eventos internacionales como: en la Galerie Azahar en Paría, la Spanische Kunst-Kaarst de Düseldorf o la Galery Angela Reitz de Colonia, así como en la Miami River, Museo de Arte Contemporáneo de Mérida de Yucatán, México, Art Fair, Asia Hotel Art Seoul 2015” Seul, Artshow Busan - Corea del Sur, AAF Brusseles, Art fair Innsbruck, Austria, Art Beijing 13 China, Art Fair Cologne 2013” Colonia, Alemania, “Art Pádova” Feria de Arte Contemporáneo. Italia. “Carrousel du Louvre”, Museo del Louvre, París. Entre otros.



«El escultor contestano con sus configuraciones espaciales hace reflexionar al espectador sobre la existencia del ser humano en la sociedad pos-tecnológica, a partir de la escultura conceptual, en la que utiliza diversos materiales que, mezclados, dialogan entre sí con el fin de potenciar el contenido semántico de la obra»
Fernando Castro del diario El País.

Su Escultura es conocida por la simbiosis creada entorno al expresionismo del cuerpo pos-tecnológico unido al reduccionismo, propuestas que chocan en esencia pero que en manos de Moisès, se diluyen los límites establecidos, llegando a un entendimiento formal-perceptivo-conceptual
en un intento de resolver los problemas actuales que tiene que afrontar el ser humano en su contexto vivencial sin dejar de lado los compromisos, qué como artista contemporáneo, ha asumido en pro de la investigación y el avance en el campo de las humanidades.

Destacaremos una serie de exposiciones que por su contenido han sido puntos de inflexión, de cambios etc. como, por ejemplo: Moissès Gil 5 Anys, Diputación de Huesca. Sense Distancies, Juan Gil Albert. Alicante. Espacio-Tránsito, Museo Juan Barjola. Gijón. Spanische Kunst-Kaarst, Stefan W. Fries. Alemania. “Voyageurs du destin”. Colegio de España. CIUP. Paris. “Esculpir el tiempo, Palacio de Villardompardo. Diputación de Jaén. Jaén. “Vivencialidades” Centro Cultural del Matadero. Huesca. “Al voltant de l’Espai Escultòric”. Palau de la Música. Valencia. “Pensamientos Paralelos” Galerie Reitz, Köln. Alemania. “Confluencias, Entorno y Ser”. Museo El Brocense, Diputación de Cáceres. Cáceres. “Contextos Diferenciales” Centro Cultural Casa de Vacas, Parque del Buen Retiro. Madrid. “Obra Recent” Museo de las Artes y las Ciencias Príncipe Felipe, València. Pabellón de Mixtos y jardines de la Ciudadela de Pamplona, Pamplona. Torreón Fortea. Zaragoza. Auditorio Ciudad de León. León. Àmbit, Galeria d’Art. Barcelona La escultura se basa en el compromiso y la solidaridad del artista con lo que a él mismo le sucede y observa a su alrededor, vive la crisis y se la apropia para expresar el momento vivencial de la sociedad que le rodea, haciéndose eco con su propia forma de expresarse de las vicisitudes y contrariedades que conllevan el momento difícil actual que estamos padeciendo y con estas propuestas artísticas, hacer reflexionar al espectador y llegar a una reflexión positivista.


Por último, en el catálogo de la exposición, Roman de la Calle, Catedrático de Estética y Teoría del arte, Universitat de Valencia nos dice: “Los montajes expositivos de Moisés Gil es cierto que juegan frecuentemente con el recurso a la serie, reforzando no sólo el efecto visual, sino también el conceptual en el espectador. En cuanto a la retórica expositiva, con este recurso serial es como si se reiterara la misma idea una y otra, remachando en el lenguaje su formulación y sus consecuencias.

Hay que apuntar la obra Confrontación ascendente-1 / 2. 2006. Hierro y aluminio. 180 x 40 x 25 cm cada una de las piezas. Su montaje nos propone la confrontación de las dos piezas simétricas, pero en oposición, haciendo referencia directa al título. Y esta es una de las claves expresivas de la obra. En idénticas estructuras geométricas, convertidas en arquitectónicas metáforas del hábitat, reside el ser humano y ejercita escultóricamente, de la mano de Moisés Gil, posturas y actitudes diferentes. Unas veces, plenamente estáticas y de quietud, permaneciendo a la espera, contemplando el entorno, estando en vigilia o persistiendo en profunda reflexión. En otras ocasiones, por contra, es la dinamicidad expresiva la que se desborda al máximo y se muestra en todas partes: el sujeto sube, corre, pasea, escala o destruye obstáculos. Todo un amplio repertorio de opciones posibles, extraídas de la vida misma.

Con la muestra que ahora nos ocupa -titulada en conjunto "Camins lliures, situacions privades "-, Moisés Gil insiste en esta persistente obsesión que ha caracterizado plenamente su consolidada poética escultórica, para aproximar decididamente sus trabajos a las plurales situaciones humanas.

La privacidad, la intimidad, nuestro personal radio de acción se diferencian del ámbito público, pero deben desarrollarse juntos y en intervenciones paralelas, ya que los sujetos actuantes, en cada caso, somos los mismos. Sin
embargo, es bien compleja la situación y no es fácil determinar dónde comienzan y donde terminan ambos dominios, aunque las leyes lo intentan.

Hoy, más que nunca, la moral personal y la ética colectiva no pueden girarse la espalda mutuamente. Ambas se mueven en el mismo contexto existencial, en el que la esfera pública y la privada confluyen, se desarrollan y también chocan. Puede y / o debe poder del arte -y concretamente el compromiso escultòrico- intervenir, con sus propuestas, en tales confluencias, desarrollos y conflictos vitales?

Moisés Gil nos dice que sí de manera resolutiva, a través de sus obras, en las que pretende llegar a la convergencia -convertida en testigos elocuentes- entre la reflexión y la experiencia estética, entre el cálculo y el sentimiento, entre la realidad y la utopía, entre la imaginación y la cotidianidad.

De hecho, el hilo existencial que recorre, une o separa todos estos dominios es cada vez más fino y más equívoco. Ars speculum vitae”.