viernes, 24 de mayo de 2019

XÀTIVA RECIBE LA DONACIÓN DE PINTURAS DE MATILDE RIDOCCI


El pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Xàtiva recibió, mediante donación de la ciudadana setabense Nieves Tortosa, unos cuadros pintados al óleo sobre tabla y firmados por la ilustre setabense Dña. Matilde Ridocci Garcia, además de algunas postales, también pintadas por ella.

Es indudable el gran valor de estas obras, ya no sólo por su calidad y características pictóricas, sino también por su autoría, ya que gracias a estos cuadros podemos dejar constancia de una de las facetas más desconocidas de esta destacada profesora como era la pintura, una disciplina en la que también ocupó gran parte de sus esfuerzos vitales Matilde Ridocci con unos resultados más que notables.

Esas obras pasarán a formar parte de los fondos del museo municipal de Bellas Artes, Casa de la Enseñanza, donde se conservarán y custodiarán de la manera adecuada, tras su alta en el inventario de bienes artísticos del museo. Además, se tendrán en cuenta ambas obras al mismo tiempo de la realización de próximas muestras y exposiciones, a fin de darles una correcta y merecida difusión. Así, los cuadros estarán a disposición de todos los setabenses para su disfrute.

Una vez más, la ciudadanía de Xàtiva demuestra su deferencia, predisposición y colaboración para el ofrecimiento de estas importantes piezas al Ayuntamiento de Xàtiva, lo que denota su gran espíritu ciudadano y la conservación de la memoria.
Quizás Dª Matilde Ridocci sea una de las primeras mujeres de Xàtiva de la que se puede decir que su estatus laboral, social y económico se aproximaba a lo que se consideraba normal en la condición social de los hombres.

Dª Matilde Ridocci nació en Xàtiva el 12 de septiembre de 1843, donde creció y realizó sus primeros estudios. Después empezaría magisterio, en una época en la que el papel de las mujeres no era la dedicación al estudio, sino el de la atención casi total y absoluta a la familia, marido e hijos. Una vez terminó su carrera de magisterio se presentó a oposiciones, ganando una plaza de maestra en Teulada. Poco después, en 1869, pasó a Valencia, donde tomó posesión de Segunda Maestra de la Escuela Normal superior hasta que, una vez más, opositó para poder ejercer en su ciudad, Xàtiva, y estar cerca de su familia. También fue designada directora de la Escuela Normal de Valencia y de Castellón.

De la Sra. Ridocci habría que destacar varios aspectos. Entre ellos el de su dedicación a la docencia que, además, se vio reflejada también en su faceta de escritora, por cuanto fue autora de varias obras de enseñanza. Aparte de su dedicación docente encontró tiempo para escribir poesía o para su gran afición, la pintura.

Dª Matilde Ridocci dispuso, ya en su época, del reconocimiento no sólo de sus compañeros de profesión, sino también de la sociedad setabense que, según las crónicas del año en que faltó, 1922, sintió con pesar su muerte.