jueves, 25 de abril de 2019

MAJA DACONTE NOS PRESENTA EL MUSEO DE LAS COSAS EXTINTAS EN FUNDACIÓN LA POSTA

Inauguración: Sábado 27 de abril, 19 h.


Calle Pintor Fillol, 2 (junto plaza del Arbol) Valencia

Maja Daconte es una artista emergente del collage análogo que viene desde Bogotá a compartirnos "El Museo De Las Cosas Extintas", serie que surge bajo la necesidad de abordar diversas temáticas que en la actualidad parecen desdibujarse y reconfigurarse cada vez más en nuestra consciencia colectiva: el amor, el contacto humano, el paso del tiempo, el otro como una entidad cada vez más ajena y todo esto como un marcapasos a la extinción de la humanidad, que no hace referencia a la presencia física de los seres humanos, sino a la desnaturalización de nuestras relaciones interpersonales, al ver estas cada vez mediadas por máquinas y procesos automatizados.

Desde comienzos del siglo XX cuando Pablo Picasso y George Braque comenzaron a componer obras pictóricas a través de la superposición de imágenes, objetos y materiales de diferentes procedencias, el collage se ha definido como una técnica pictórica de gran versatilidad, y se ha erigido desde entonces como uno de los recursos artísticos más adecuados a la hora de unir lo cotidiano con lo surreal. La yuxtaposición de elementos de orígenes tan diversos como la prensa o la publicidad, establece un puente entre la imagen y el inconsciente colectivo, donde el espectador se halla en un límite entre lo conocido y lo desconocido al proponer un cruce sin leyes entre la ilustración, la pintura, la fotografía, la abstracción, el constructivismo, el surrealismo y el dadaísmo. “Mezclando imaginería científica, cultura pop y erotismo”.

 

“El museo de las cosas extintas” surge bajo la necesidad de abordar diversas temáticas que en la actualidad parecen desdibujarse y  reconfigurarse cada vez más en nuestra consciencia colectiva: el amor, el contacto humano, el paso del tiempo, el otro como una entidad cada vez más ajena y todo esto como marcapasos a la extinción de la humanidad, que no hace referencia a la presencia física de los seres humanos, sino a la desnaturalización de nuestras relaciones interpersonales, al ver estas cada vez mediadas por máquinas y procesos automatizados. Maja Daconte plantea todas sus inquietudes en esta serie con una colección de imágenes que se alteran, se desfiguran, se hacen sueño y otras veces pesadilla. Como contraparte la artista, declarada como coleccionista de imágenes inquietantes, ha decidido realizar toda su obra de forma analógica estableciendo una relación directa con la transformación de su materia prima (las imágenes) hilando un discurso de forma artesanal a punta de desmembramientos y remiendos, remitiéndonos a los orígenes primitivos de la técnica aludiendo a la re-naturalización tanto de discurso como de resultado final.