miércoles, 17 de abril de 2019

LOS «FRACMENTOS» DE SALVA NEBOT EN BENICASSIM

Viernes 17 de mayo de 2019

Reportaje del proyecto fotográfico de Salva Nebot «FRACMENTOS» dentro del Festival Imaginaria · Sala Melchor Zapata de Benicassim, (Castellón). Hasta el 9 de junio. Fotos de Salva Nebot.











 


 
 
 
 





Miércoles 17 de abril de 2019

Festival Imaginaria · Sala Melchor Zapata de Benicassim, (Castellón)

Inauguración: Viernes día 10 de mayo

Hasta el 9 de junio

El proyecto fotográfico de Salva Nebot «FRACMENTOS» está basado en la realidad social que vivimos, a partir de las “fracturas y  momentos” usando diversos soportes como madera, papel de grabado, negativos y papel fotográfico. Dicho proyecto está articulado en tres partes relacionadas argumentalmente, pero diferenciadas en cuanto al tratamiento.

Policromías: conjunto de obras en las cuales el color de base es parte fundamental y característica de la obra. Se sustituye el blanco de la fotografía en blanco y negro por un tono determinado, enfatizando el tema tratado usando tintes, acuarelas, acrílicos, etc...

Monocromías: Conjunto de obras en las que el tratamiento es revelado en blanco y negro.

Dicotomías: Conjunto de obras en las que o bien se divide la obra en dos partes complementarias, o bien las imágenes se complementan en cuanto a significado. Puede constar tanto de obras con base de color como blanco y negro, aunque predomina el blanco y negro.

Este proyecto consta de 20 obras realizadas tanto en madera emulsionada, papel Arches de 220 grs., transfer y acetatos a modo de instalación, con diversos tamaños, que van desde 30 x 40 cm. hasta 350 x 160 cm., esta última realizada en papel de tela, dividida en 70 piezas de 20 x 20 cm. Y unidas entre sí con hilo de cáñamo, formando un díptico con dos imágenes impresas en película transparente.

Se trata de reflejar o comunicar mediante imágenes es situación o realidad social en la que nos vemos envueltos consciente o inconscientemente, pero que lamentablemente fomentamos con nuestra escasa respuesta frente a dicha situación.

Las imágenes del proyecto versan sobre las problemáticas individuales que derivan de fenómenos sociales como la migración, el desarraigo, la intolerancia, el abandono, la violencia, la desesperanza, la resignación,....

El uso del blanco y negro forzado, intenso, como método de expresión plástica y dramática, confiere contextualidad a las imágenes, intentando comunicar con el espectador y transmitir una asimilación del concepto expuesto. El uso de las sombras como parte determinante de la proyección de la forma pretende dar un significado diferente a la propia representación de la forma en sí, al contrario de como se entiende la fotografía convencional, en la que la forma o sujeto es la parte fundamental de la expresión.

El trabajo de Salva Nebot se fundamenta en el Mito Pliniano y el Mito Platónico, como origen de la representación artística, donde es la sombra el motivo de la proyección y así mismo crea una interpretación alternativa de la realidad. En el Mito Pliniano, tenemos la fábula de la hija de Buades y en el mito Platónico, en el Libro VII de su obra La República, donde habla de hombres encerrados desde niños en una caverna, privados del mundo cognitivo real, y eran las sombras que proyectaban ellos mismos y los objetos que les rodeaba, lo que les hacía creer que esa era la única realidad, la que experimentaban allí dentro sin conocer el resto del mundo. En ambos casos confiere a la sombra ese aspecto de representación de otra realidad alternativa, una realidad que influye o interfiere en el universo cognitivo del ser humano, que se construye a través de códigos que son producto de una época, de una cultura o de un espacio concreto.

En el mundo occidental el color negro tiende a considerarse como algo negativo, el negro de la sombra se ha asociado al miedo, a lo terrorífico, al luto a las desgracias, es símbolo de muerte, en cambio en el mundo oriental sucede lo contrario, el color negro es símbolo de vida y el color blanco de luto.

Tanto el blanco como el negro dramatizan la obra en sí, al mismo tiempo que se complementan, yuxtaponiendo las creencias occidentales y orientales, de ahí que mi trabajo combine dichas creencias buscando la expresividad innata del blanco y negro.