martes, 12 de marzo de 2019

Zeng Pen y Zeng Li · CERÁMICA ARTÍSTICA CHINA EN EL MUSEO NACIONAL DE CERÁMICA DE VALENCIA



Hasta el 5 de mayo
El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí de València exhibirá al público desde este miércoles la exposición Tradición viva, una selección itinerante internacional sobre cerámica artística china que pone de relieve la vigencia de esta disciplina en la cultura de este país y su papel en conectarlo con el resto del mundo.
La muestra -impulsada por la Academia de Bellas Artes de Guangzhou en colaboración con el museo valenciano y con el patrocinio de la China National Arts Fund- exhibe un total de 50 piezas de los artistas Zeng Pen y Zeng Li, entre cerámica y pinturas, que muestran el proceso de elaboración y las técnicas tradicionales.
Comisariada por Tan Hongyu, profesora de la Academia de Bellas Artes de Guangzhou, la muestra estará abierta al público hasta el próximo 5 de mayo en las salas de exposiciones temporales II del museo. ‘China’ es una palabra que en inglés designa tanto a un país como a sus cerámicas, mientras que para el resto del mundo, China se asocia al país que lleva este nombre y a la reputación de su arte cerámico. Su civilización de más de 5.000 años es en sí misma la historia del desarrollo de la cultura cerámica.
La antigua Ruta de la Seda, así como del recorrido de los barcos que navegaron durante las dinastías Song y Ming para llevar productos de cerámica a los rincones más remotos del planeta, fueron punto de partida para que el mundo comprendiera la cultura china. Por ello, se puede considerar que, en este sentido, que la cerámica ha conectado al país con el resto del planeta.
Con el objetivo de desvelar esta tradición viva, la exposición muestra el arte cerámico de China y la vida de los ceramistas a través de diversos medios, incluyendo montajes expositivos, documentales, talleres y seminarios. Así, el recorrido revela el encanto de este arte en el pasado y en la actualidad, en familias reales y ordinarias, en la artesanía y en la vida cotidiana, así como entre diferentes grupos étnicos. En China, las habilidades tradicionales se han heredado de generación en generación dentro de una misma familia. La herencia sigue necesariamente el orden y el principio del animismo, que se remonta a la sociedad agrícola tradicional en la que se inventó este arte.
Tan Hongyu “China” es una palabra que en inglés designa tanto a un país como a sus cerámicas. Para el resto del mundo, China se asocia al país que lleva este nombre y a la reputación de su arte cerámico. Estos productos fueron el punto de partida crítico para que el mundo comprendiera la cultura china. Esta exposición se centra en la “tradición viva”. Muestra cómo los ceramistas contemporáneos adquieren y transmiten su antigua sabiduría, acumulada durante la larga historia del desarrollo tecnológico, y responden a una sociedad compleja de una manera fácil y despreocupada. Por lo tanto, muestra múltiples relaciones realistas entre producción y consumo, trabajo y vida, habilidades y herencia.
Como vemos en el documental Shifu, dos ceramistas, los hermanos Zeng Li y Zeng Peng, inmersos en la gran era industrial de China, hábiles artesanos, todavía son capaces de tratar la bulliciosa realidad con sencillez y elegancia. Sus obras transmiten el olor del suelo y la energía de la naturaleza. El arte tradicional y la artesanía, mejorados por los artistas voluntariamente, se convierten en el instrumento de vanguardia frente a los altibajos de todos los tiempos. La exposición es un sincero homenaje al profundo espíritu de las tradiciones.