miércoles, 6 de marzo de 2019

EL DIBUJANTE PACO ROCA EN EL IVAM



INAUGURACIÓN: 07 Marzo 2019
Hasta el 30 Junio 2019


Un proyecto inédito del dibujante de cómic, Premio Nacional 2008 en esta disciplina, Paco Roca se ha adueñado de las paredes de la galería 6 del IVAM. La exposición, que es un trabajo específico encargado por el museo al artista dentro de la línea 'IVAM Produce', y se podrá ver hasta el 30 de junio.
Comisariada por el crítico Álvaro Pons y coordinada por la conservadora del museo, Maita Cañamás, ha sido titulada como 'El dibujado', personaje en torno al cual gira la muestra.
Paco Roca ha explicado que se le dio total libertad para idear la exhibición, siempre y cuando se hiciera en torno a una historia y material nuevo, una libertad que le generó "vértigo". A partir de ahí, y tras varias conversaciones con Pons, surgió el concepto del personaje 'El dibujado', que representa el proceso creativo del artista y las diferentes fases por las que pasa.
El artista ha señalado que este personaje se inicia siendo una creación del artista y culmina teniendo vida propia, saliendo de la viñeta, ocupando paredes de la sala para después pasar a tener presencia por todo el museo en galerías, oficinas, la cafetería, etcétera.
Con este personaje, Roca ha explicado que "el cuadro no termina cuando el artista ha muerto, sino que pervive más allá de la vida del creador, motivo por el cual 'El dibujado' es un personaje inacabado, porque su vida se prolonga más allá de la del artista. Paco Roca ha añadido que no habría creador sin creación, ni creación sin creador, pero que ambos pueden vivir de forma independiente".
Al entrar en la galería, el espectador se encuentra dentro del cómic, el visitante no solo es espectador, sino que además es lector. No hay libro, no hay pase de página, pero se sigue teniendo la experiencia del lector, ha matizado Álvaro Pons.

La exposición se divide en dos partes: en la planta de abajo se ubica la intervención de Roca en las paredes de la sala. En esta zona se narra el proceso creativo del artista hasta que obtiene la pieza final. La escalera, tematizada con unas instalaciones, sumergen al visitante en la cabeza del artista, donde descubre las ideas y el proceso que tiene lugar hasta que concluye en un proyecto final. Además, en esta parte de la galería es posible ver una historia sobre el recorrido de los formatos del cómic y su evolución como lenguaje.
El director del IVAM, José Miguel G. Cortés, ha hecho hincapié en la evolución del cómic, desde el inicio del siglo XX, en que era un entretenimiento con poca trascendencia, hasta el momento actual, en el que afloran los creadores de esta disciplina artística generando riqueza en esta materia creativa.
Cortés ha comentado que Paco Roca se ha cuestionado para este proceso qué es eso de construir una historia y cómo plasmarla más allá del papel, en las paredes de un museo, y cómo se puede trabajar con ellas. El director ha continuado y ha expuesto que se cuestiona no solo la manera de narrar, sino quién narra. Para José Miguel G. Cortés el IVAM es puntal en este país al introducir los tebeos en el museo.
Álvaro Pons ha culminado indicando que en esta exposición hay una narración multilineal en la que se van cruzando diferentes historias a la vez en un juego en tres dimensiones en la sala.
Parte de la muestra, relativa al proceso creativo, así como los archivos digitales, pasarán a los fondos del museo, completando la colección del IVAM vinculada a este género creativo de la mano de la obra de un reputado viñetista valenciano como es Paco Roca.
El dibujante Paco Roca (Valencia, 1969), Premio Nacional de Cómico en 2008 por su novela gráfica Arrugas (2007), ha desarrollado un proyecto específico para la galería 6 del IVAM. Una apuesta que analiza y expande las posibilidades expresivas del cómic como disciplina artística, dentro del discurso consolidado alrededor del noveno arte por el Institut Valencià d’Art Modern.
El cómic abandonará la comodidad de la página de papel para que sean las propias paredes de la sala el espacio en blanco por el cual extenderse, ocupando la galería G6 y tomando vida propia para desbordar la propia sala y reivindicar el arte del cómic por todo el museo.
Los inicios de Paco Roca como ilustrador se vincularon a la publicidad y el diseño gráfico, para posteriormente desarrollar una carrera de éxito en el campo del cómico que, desde las páginas de la revista La Víbora, donde publicó sus primeras historias le han llevado a cosechar los premios más importantes del cómic con sus novelas gráficas. Aunque su obra ha protagonizado varias exposiciones antológicas, El dibujado es su primer proyecto desarrollado directamente para un museo.