jueves, 28 de febrero de 2019

“LA REPÚBLICA DE LES FALLES 1932-1936” EN EL MUSEU VALENCIÀ D’ETNOLOGIA


Hasta el 31 de marzo.

El Museu Valencià d’Etnologia nos ofrece la exposición “La República de les Falles 1932-1936” muestra el crecimiento que las fallas experimentaron durante la República Española. Años de intensos cambios vividos al mismo ritmo que el resto de la sociedad, en los que las Fallas son percibidas como una fiesta urbana y moderna, como una vivencia y una puesta en escena de la identidad valenciana.

Durante la Segunda República, las Fallas experimentan una auténtica era dorada. Son años de intensos cambios vividos al mismo ritmo que la resto de la sociedad, en que las Fallas son percibidas como una fiesta urbana y moderna, como una vivencia y puesta en acto de la identidad valenciana. 

Con la llegada del nuevo régimen democrático, la fiesta fallera, que ya en la década de los veinte se había convertido en la fiesta mayor de la ciudad, alcanza cuotas nunca vistas de extensión en el tiempo y el espacio, de institucionalización y de consolidación a todos los niveles, despertando la atención de los medios de comunicación de masa.

Entre las hitos de esta etapa destaca que se crea la Semana Fallera, consolidan su función o nacen el Comité Central Fallero y la Asociación de Artistas Falleros, se crean nuevos festejos de masas, crecen las comisiones falleras por todos los barrios de la ciudad y en nuevas poblaciones, las mujeres ocupan el espacio público de la fiesta —y no solo como falleras mayores—, la chiquillería se incorpora defintivament a las Fallas, y se produce un extraordinario desarrollo artístico tanto en los tablados falleros como en otros disciplinas asociadas (cartellisme o música).

La exposición se organiza en tres grandes apartados: la fiesta en expansión, la fiesta moderna y la festa popular y urbana, Todos ellos nos hablan de la nueva magnitud que el fenómeno fallero adquirió en ese tiempo  y como afecto a la sociedad civil, a la ciudad y su territorio, al papel de la mujer, los medios de comunicación y a los propios falleros y artistas



El diputado de Cultura, Xavier Rius; el director del Museu Valencià d’Etnologia, Francesc Tamarit; y el presidente de la Associació d’Estudis Fallers, Jesús Peris, presentaban el 28 de febrero la nueva exposición del Museu d’Etnologia. Esta muestra reflexiona y analiza el crecimiento que las Fallas experimentaron durante la II República, años de intensos cambios vividos al mismo ritmo que el resto de la sociedad, en los que las Fallas son percibidas como una fiesta urbana y moderna, como una vivencia y una puesta en escena de la identidad valenciana.

El diputado de Cultura, Xavier Rius, destacaba que “la República implica, para las Fallas, la introducción de numerosos cambios, como la aparición de las comisiones falleras, así como del Comité Faller; o la consolidación de la fiesta en el Cap i Casal y la extensión por todo el territorio valenciano”. Rius relacionó “La República de les Falles” con la exposición ‘La modernitat republicana a València’, que se exhibió en el MuVIM en 2016, porque ambas “muestran el estallido cultural de la ciudad de València en la República”.

El diputado de Cultura acabó su intervención agradeciendo su esfuerzo “a los trabajadores y trabajadoras del Museu Valencià d’Etnologia, a la Associación d’Estudis Fallers y a todas las personas e instituciones que han colaborado en la producción de esta muestra”.



Por otra parte, Francesc Tamarit, director del Museu Valencià d’Etnologia, señaló el hecho que ‘La República de les Falles 1932-1936’ “es una exposición conceptualmente importante, en la cual han participado numerosas personas e instituciones y que muestra los cambios y las transformaciones que vivió la fiesta fallera en la II República, unos cambios que al mismo tiempo se estaban viviendo en la sociedad valenciana”. Tamarit ha destacaba entre las transformaciones “la importancia que empiezan a tener las mujeres, no sólo en la representación, sino también en la gestión, ya que es el momento en que empiezan a aparecer las primeras presidentas de falla”.

Por último, Jesús Peris, presidente de la Associación d’Estudis Fallers, ha destacaba de las fallas republicanas que eran “una fiesta moderna y poderosamente contemporánea en la crítica social, en la estética y en la interacción con el resto de factores sociales y culturales, además de ser un elemento identitario y socializador muy potente”. Por lo que respecta a la exposición, Peris explicó que “es una muestra fundamentalmente reflexiva que trata de hacer un estudio del periodo republicano, centrándose en la expansión que vivió la fiesta, la modernidad que la caracterizaba y su factor popular y urbano”.