viernes, 4 de enero de 2019

AVALEM REIVINDICA EL 20% DEL PRESUPUESTO DE LAS EXPOSICIONES PARA LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA


La campaña AVALEM el 20%, Luchando por la visibilidad del colectivo de Educadores en Museos”, es una campaña impulsada desde AVALEM que pretende reivindicar el porcentaje destinado a la didáctica y la educación en los presupuestos de los museos.

Tiene como objetivo que se destine el 20% del presupuesto de una exposición a educación.

Encuentro profesional de mediación cultural  organizado por AVALEM, AMECUM y Pedagogías Invisibles y celebrado en Las Naves el 24 de junio de 2016.

Este tenía como objetivo principal la redacción de un código de buenas prácticas  para museos e instituciones culturales y como hoja de ruta para las y los profesionales del sector.

  • Es necesario visibilizar el trabajo de la mediación cultural. La mediación cultural es una herramienta de transformación social y democratización de la cultura de cara a la sociedad y la propia institución cultural. 

  • La institución deberá valorar el trabajo del profesional de la mediación cultural en términos cualitativos y no cuantitativos y el profesional realizará informes y evaluaciones para facilitar dicha valoración en función de los objetivos de su proyecto educativo.
  •  
  • Los equipos que conforman los departamentos educativos de las instituciones deben estar compuestos por personal estable en número adecuado para alcanzar los objetivos del proyecto educativo. 

  • Las prácticas y el voluntariado cultural en ningún caso deben sustituir puestos de trabajo. 

  • El presupuesto adecuado para desarrollar un programa educativo de calidad es del 20% del presupuesto general. 



El equipo de trabajo de “La campaña AVALEM el 20%” ha desarrollado los siguientes puntos:
El educador/a debe participar:
En el diseño del programa didáctico desde el inicio del proyecto expositivo.

En la elaboración de los materiales pertinentes (fichas de trabajo, recursos didácticos, etc.).

En la producción de los mismos (aquí intervienen otros profesionales como diseñadores gráficos, etc.).

En la promoción y difusión de la propuesta didáctica.

En la ejecución del programa de actividades (crono-grama y gestión de público).

En la evaluación, una vez finalizado el proyecto expositivo.