domingo, 11 de noviembre de 2018

TODO LO QUE VES ES ARTE LA LONJA DE ALICANTE


El Consorci de Museus, en colaboración con el Ayuntamiento de Alicante, presenta el tercer momento del proyecto “Todo lo que ves es arte”

La Lonja del Pescado acoge esta exposición dedicada al paisaje, que se podrá visitar hasta el 13 de enero de 2019. La exposición muestra diferentes reflexiones en torno a nuestro hábitat, con la naturaleza, como elemento unificador y reinterpretado bajo la plástica contemporánea de la fotografía y la instalación


El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana en colaboración con el Ayuntamiento de Alicante, presenta el tercer momento del proyecto ‘Todo lo que ves es arte’, dedicado al Paisaje, en la sala de exposiciones La Lonja del Pescado de Alicante.

De izq a dcha: José Luís Pérez, José L. Martínez, Pilar Tebar
y María Dolores Padilla con artistas de la exposición
«365ALC_Paisatge» está comisariada por José Luis Martínez Meseguer y Pilar Tébar. El ciclo está compuesto por cuatro exposiciones que quieren mostrar uno de los posibles panoramas del arte contemporáneo valenciano. En este tercer momento, dedicado al Paisaje, se presentan una selección de trabajos de Carlos Balsalobre, Samuel Cano, Cayetano Ferrández, Amparo Garrido, Paco López, Miriam Martínez Guirao, Rosell Meseguer, Marco Ranieri, Cristina Ferrández, Agustín Serisuelo, Chiara Sgaramella y Paco Valverde, que corroboran que esta temática, que nace como género en el siglo XIX y alcanza el apogeo con los impresionistas, al querer captar un instante, sigue vigente en la actualidad.

La exposición se podrá ver hasta el 13 de enero de 2019, y en ella se muestran diferentes reflexiones en torno a nuestro hábitat, con la naturaleza, como elemento unificador y que se reinterpreta bajo la plástica contemporánea de la fotografía o la instalación.

A través de estas obras, los artistas denuncian la destrucción del medio ambiente, nos enseñan diferentes visiones de nuestro paisaje diario, nos invita a localizar lugares recónditos, como oasis de las grandes urbes o muestran la naturaleza en todo su esplendor, pero todas las obras convergen en la necesidad de realizar una llamada de atención que nos haga recapacitar sobre la importancia de la conservación del medio ambiente en el que vivimos.






Así Carlos Balsalobre denuncia el abandono de urbes a medio construir y la degradación del medioambiente al igual que las fotografías de Paco Valverde o Agustín Serisuelo quien presenta una instalación producida ex profeso para la muestra. Por su parte Samuel Cano y Chiara Sgaramella presentan un trabajo de denuncia y de reivindicación del agua. Las fotografías de Cayetano Ferrández muestran el paisaje íntimo y el trabajo de Amparo Garrido trae a Alicante un fragmento del jardín Tiergarten, un pequeño oais en medio de Berlín. Paco López presenta un montaje en el que mezcla lo urbano y lo natural de la misma forma que Miriam Martínez Guirao presenta pequeñas instalaciones donde subyace la denuncia al uso del plástico.

La pieza de Rosell Meseguer hace una vinculación con la tradición mediterránea a través de la ciudad Ostia Antica, una antigua ciudad romana. La obra de Marco Ranieri por su parte habla de la biosfera, crea y diseña pequeños pedazos de vida dentro de 23 bombillas. En definitiva sus trabajos conforman diferentes formas de denuncia y de toma de conciencia con respecto a nuestro entorno natural y urbano.
 


La exposición se completa con dos piezas invitadas, las obras realizadas por los artistas Enrique Radigales y David Trujillo, dos estudios realizados también en torno al paisaje como resultado de su residencia en el Centro Cultural Las Cigarreras, en el marco del programa de residencias artísticas de producción Cultura Resident de la Generalitat Valenciana.