viernes, 30 de noviembre de 2018

ESPAÑA. VANGUARDIA ARTÍSTICA Y REALIDAD SOCIAL, 1936-1976 EN EL IVAM

IVAM · Hasta el 14 de enero


Nos lo explica el comisario de la muestra, Sergio Rubira.

El director del Institut Valencià d’Art Modern, José Miguel G. Cortés, y el comisario de la muestra, Sergio Rubira, han presentado la exposición Caso de estudio: España. Vanguardia Artística y Realidad Social, 1936-1976, que lleva el mismo título que la célebre exposición que se presentó en la Bienal de Venecia de 1976.

Equipo Cronica El dia en que aprendi a escribir con tinta 1972
La Bienal de Venecia de 1976 fue un acontecimiento histórico muy importante en el mundo del arte ya que por primera vez se planteó para el Pabellón Español un proyecto alejado de la oficialidad”, explicaba el director del IVAM sobre la muestra que reúne 33 obras de la Colección del museo de artistas como Pablo Picasso, Joan Miró, Julio González, Josep Renau, Eusebio Sempere, Antoni Tàpies, Antonio Saura, Monjalés, Jordi Teixidor, Equipo Crónica, Eduardo Arroyo y Alberto Corazón, que formaron parte de aquella exposición histórica.









Vista de la exposición España.
Vanguardia Artística y Realidad Social, 1936-1976
en la Bienal de Venecia de 1976
La intención principal de la exposición que se organizó en la Bienal de 1976 era corregir la imagen que el régimen franquista había dado del arte español de vanguardia en el contexto internacional y evidenciar cómo ese vanguardismo había sido moldeado por el proceso de una lucha ideológica. “En este nuevo curso en el que el IVAM celebrará su aniversario en 2019 nos planteamos conocer el pasado para construir el futuro”, ha comentado el director del museo sobre la importancia de este nuevo Caso de Estudio del IVAM, la línea de exposiciones que investiga los fondos de la Colección. El comisario de la exposición, Sergio Rubira, ha destacado que “nunca hasta 1976 se había hecho una exposición que contextualizara las condiciones políticas y sociales de la producción de las obras”. De ahí la importancia de aquélla muestra para entender “el relato de la historia del arte durante la dictadura”, ha resumido el comisario.

Considerando el papel que desempeñaron los críticos y artistas valencianos como Tomás Llorens, que ejerció de co-comisario, Manuel García, que actuó como secretario de la ‘Comisión de los Diez’ que organizó la exposición, junto con artistas como Jordi Teixidor, Equipo Crónica, Equipo Realidad o Monjalés, no es extraño que la Colección del IVAM conserve más de 40 obras que formaron parte de la muestra de 1976. “Algunas de las ideas de aquella muestra tomaron forma posteriormente en la creación de la Colección del IVAM. Es el caso, por ejemplo, de Julio González”, ha apostillado Sergio Rubira.





El recorrido de la exposición en la galería 3 del IVAM mantiene el orden que se le dio en la muestra del 76 y que “comenzaba mostrando las raíces de la vanguardia con imágenes de la Guerra Civil y el Pabellón de la República de la Exposición de París de 1939”, ha manifestado el comisario.
A partir de ese momento, la exposición sigue un recorrido circular con la escultura Cabeza de Monserrat girando, (1942) de Julio González para culminar con otra imagen de mujer, el retrato Sama de Langreo (1970) de Eduardo Arroyo, que muestran la heterogeneidad de lenguajes artísticos, sin olvidar los artistas forzados al exilio.

ESPAÑA. VANGUARDIA ARTÍSTICA Y REALIDAD SOCIAL. 1936-1976
El 18 de julio de 1976, coincidiendo con el cuarenta aniversario del golpe de estado militar con el que se inició la Guerra Civil, se inauguraba en el Pabellón Internacional de los jardines de la Bienal de Venecia, la exposición España. Vanguardia artística y realidad social. 1936-1976. 

En esta ocasión, el Pabellón de España permaneció cerrado porque, tras los acontecimientos de mayo de 1968 y la llegada a la presidencia de la Bienal de Carlo Ripa di Meana, se habían revisado los planteamientos originales de la más antigua e importante de las bienales y se había puesto en cuestión la invitación a participar a países gobernados por una dictadura. Sin embargo, la presencia española fue fundamental a través de esta muestra organizada fuera de las instituciones españolas con la complicidad de Ripa di Meana por un grupo de artistas e intelectuales muy comprometidos políticamente, entre los que se encontraban, Valeriano Bozal y Tomás Llorens, que actuaron como comisarios, o Eduardo Arroyo, Alberto Corazón, y Equipo Crónica, implicados en el desarrollo de todo el proceso y cuyas obras formaron parte de la exposición. Tanto la gestación del proyecto como sus resultados fueron muy polémicos y supusieron el enfrentamiento entre diferentes grupos de artistas y críticos.

La intención de España. Vanguardia artística y realidad social. 1936-1976 era, en palabras de Tomás Llorens, “explicitar cómo el arte español de vanguardia se ha modelado, en su misma constitución interna –y a menudo con características ambigüedades– en el proceso dialéctico de la lucha política y a un nivel mucho más profundo de la lucha de clases en la sociedad española”. La exposición se dividió en diferentes secciones que iban desde la dedicada al pabellón español en la Exposición internacional de París en 1937 y los vanguardistas en el exilio, hasta los planteamientos más recientes vinculados al arte conceptual, pasando por las tendencias próximas al pop y el realismo social, construyendo un nuevo relato de la historia del arte de España durante esas cuatro décadas que, de algún modo, ha determinado el que todavía se asume hoy.

Considerando el papel que jugaron Tomás Llorens y algunos artistas valencianos en el desarrollo de España. Vanguardia artística y realidad social. 1936-1976, no es extraño que en la colección del IVAM se conserven cerca de cuarenta obras de las que se pudieron incluir en la Bienal de Venecia de 1976 según el listado que aparece en su catálogo. Esta muestra, que se incluye dentro de la programación de Casos de estudio, tiene como objetivo contextualizar ese grupo de obras a través de la revisión de una exposición que se ha convertido en fundamental para comprender la producción artística en el estado español durante el siglo pasado.