martes, 30 de octubre de 2018

LA MEMÒRIA DE LA MODERNITAT LLEGA A ONTINYENT

   


La exposición "Memòria de la Modernitat" puede contemplarse ahora en Ontinyent, más concretamente en la Casa de Cultura Palau dels Barons de Santa Barbara en la calle Mayor hasta febrero de 2019. La recién remodelada Casa de Cultura de la ciudad acogerá una muestra que recoge más de 100 joyas artísticas pertenecientes al patrimonio pictórico de la Diputación de Valencia, con obras de artistas como Joaquín Sorolla, Ignacio Pinazo, Mariano Benlliure José Segrelles, el Equipo Crónica, Eusebio Sempere, Antoni Miró, Aurora Valero, Carmen Calvo, Miquel Navarro.   La muestra, que convertirá Ontinyent en polo de atracción cultural durante los próximos meses, llega después de haber recibido más de 40.000 visitantes a su paso por Requena, Alzira y Gandia. Una itinerancia que responde al planteamiento con que nació la exposición, la voluntad de dignificar la imagen de la institución y hacer accesibles estos tesoros artísticos a todas y todos las valencianas y valencianos.  

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, destacaba que "Memòria de la Modernitat es una de las muestras más importantes de la pintura valenciana y que gracias al programa la Diputación en las Comarcas se podrá disfrutar en Ontinyent, de piezas de Sorolla, Benlliure o Pinazo sin tener que desplazarse a Valencia. El objetivo de poner en marcha Memoria de la Modernidad fue ese: acercar al territorio el patrimonio artístico que hasta ahora sólo se podía ver en Valencia o permanecía guardado en almacén o los despachos de la Diputación", manifestaba.

"Memòria de la Modernitat", comisariada por la Universidad de Valencia, repasa parte de la historia del arte valenciano, desde el gótico y el barroco, hasta los siglos XIX y XX, estructurada en 6 grandes apartados: "Las becas de la Diputación, aprendiendo a ser artista "; "La imagen representada: retratos y autorretratos"; "La visión del espacio, el paisaje natural y el paisaje urbano"; "Identidad Valenciana"; "Mujeres artistas" y "Tradición y vanguardia: la modernidad rescatada". Para la exposición se ha editado un catálogo ilustrado que se ha constituido en obra de referencia en la investigación del patrimonio de la institución y del arte valenciano.  

La muestra irá aparejada la realización de actividades como visitas guiadas, encuentros con artistas, mesas redondas o talleres didácticos, y estará acompañada de otra exposición, "Conoce la Diputación" con la que la corporación valenciana ofrece una visión a la ciudadanía de la historia y los servicios que presta.

San Vicente Ferrer de José Segrelles
La muestra que impulsó el entonces presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, para acercar a los municipios estos tesoros artísticos “propiedad de las valencianas y valencianos y descubrir grandes obras que queremos que puedan disfrutar las vecinas y vecinos de la provincia allí donde vivan, sin necesidad de tener que desplazarse a un museo de la capital”. Así explicaba el proyecto Rodríguez, en su línea de acercar la institución a los ciudadanos y darla a conocer para que puedan apreciarse su historia y los servicios que presta. Entre las novedades que presenta “Memòria de la Modernitat”  destaca “El intruso” de Equipo Crónica, referente en el pop art a nivel europeo. Se trata de una obra de 1969 que aporta una nueva visión de uno de los cuadros más representativos del arte del siglo XX, El Guernica de Picasso, al incorporar la imagen del Guerrero del Antifaz. También podemos ver en Ontinyent una de las obras religiosas de José Segrelles en la que se desprende el misticismo de San Vicente Ferrer.





El Palleter declarando la guerra a Napoleón de Sorolla
El origen de los Erasmus
La exposición está pensada para ser vista desde distintas miradas y una de ellas es la relativa a la identidad valenciana, con escenas costumbristas o históricas como la de “El Palleter declarando la guerra a Napoleón”, que da título a una de las obras emblemáticas de Joaquín Sorolla. Como Pinazo y otros artistas valencianos de referencia, Sorolla dio sus primeros pasos becado por la Diputació, que ayudaba a estos jóvenes artistas a pagar sus estudios en ciudades europeas como Roma y París.

Otra de esas miradas es la femenina, dejando constancia de la modernidad de esta institución que tiene dos siglos de historia y que, entre otros avances, fue pionera concediendo lo que hoy serían las becas Erasmus a mujeres artistas, dándoles el mismo protagonismo que a los hombres. Mujeres como Carmen Calvo o Aurora Valero, la primera que recibió una pensión de Pintura, en 1961, de la Diputació de València.

Con la idea de “democratizar el arte y el patrimonio”, la corporación presidida por Jorge Rodríguez puso en marcha este proyecto en el marco del programa La Diputació a les Comaques, que incluye dos exposiciones: Memòria de la Modernitat, la muestra más ambiciosa en los 200 años de historia de la institución, y Coneix la Diputació, que da a conocer a los ciudadanos la historia y los servicios que presta.