domingo, 23 de septiembre de 2018

SEGUNDA EDICIÓN DELS COBERTORS D’ART ALS BALCONS DE CARRÍCOLA


Por: Joan Josep Soler Navarro.

Carrícola en la comarca valenciana de la Vall d’Albaida, prepara sus fiestas con la 2ª edición de "Cobertors d’Art als balcons" utilizando como soporte expositivo los balcones de todo el pueblo. Se podrá visitar desde el 23 de septiembre hasta el 13 de octubre, en esta ocasión el colectivo LA TIRA DE DONES de Sagunto, utiliza la obra del Bosco, para realizar sus lienzos, basándose en el tríptico del "Jardín de las delicias".

La Tira de Dones, es un colectivo de mujeres artistas vinculadas a Sagunto, que desde hace más de 25 años, se plantean el reto de hacer exposiciones. Vuelven por segunda vez a Carrícola, utilizando como soporte de la exposición los balcones de de las casa particulares que se prestan a ello, partiendo desde la Plaza como eje central, con el mayor número de obras, lugar emblemático de todos los actos y fiestas, que se celebran coincidiendo con la exposición, así como en el resto de calles de todo el pueblo. Facilitando el diálogo de los vecinos con las obras, al ceder sus balcones como lugar expositivo, invitando al resto de visitantes a participar y disfrutar de la exposición.

De diferentes campos y técnicas de expresión, como la pintura, dibujo, escultura, cerámica, fotografía, diseño, etc. En esta ocasión han utilizado como soporte común, una tela y el mismo tamaño, en la que han plasmado sus creaciones.


Carrícola quedó finalista en 2010 del premio UE Life “Capital de la Biodiversidad”.

Es una exposición artística al aire libre que persigue fusionar las nociones de arte y naturaleza. A las convocatorias han respuesto una serie de artistas y ciudadanos de la región que, altruista y solidariamente, disponen sus creaciones a través de sus tres rutas medioambientales. Els camins de l’aigua (Los caminos del agua), es la correspondiente a la parte baja del pueblo, detrás de algunos terrenos reservados a la agricultura ecológica. El visitante ha de atravesar unos campos de naranjos y otros cultivos hasta llegar el área de la acequia y al río Albaida. Passejant pel Barranc i Senda del Castell (Paseando por el barranco y senda del Castillo) es otro itinerario. Las intervenciones guían por un sendero, en un ascenso hasta el cerro que sustenta la torre y patio de armas de la antigua fortaleza musulmana, el denominado Castellet de Carrícola. Ambos recorridos de la periferia, en accesos aledaños y en plena naturaleza, quedan enlazados por las diversas intervenciones repartidas  por  las  calles  del  propio  municipio,  Passejant  per  Carrícola (Paseando por Carrícola) conformando, de este modo, el relato sobre la historia y su presente.

Nos dice María Eugenia Rojo Más del Departamento de Historia del Arte, Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, (Creaciones valencianas y ecología: El espacio de arte medioambiental “Biodivers Carrícola”), “El espacio de arte medioambiental “Biodivers Carrícola” supone una contribución a la divulgación y sensibilización medioambiental y artística. Las intervenciones escultóricas y pictóricas, integradas, en mayor o menor medida, en el excepcional perímetro, pueden suponer fuente de turismo y de riqueza social y económica para el pueblo. No obstante, en lo que concierne al turismo, no existen indicadores de ningún tipo, ni documento económico en el que se realice un seguimiento de los ingresos generados por esta actividad o el número de visitantes que atrae. Tampoco se ha medido su repercusión económica en la zona. Todo ello se debe a una falta de fondos y de apoyo institucional.

Por tanto, presentan grandes afinidades con las costumbres, intereses e idiosincrasia del pueblo. Se aprecia igualmente una intención de generar vínculos con los espectadores, por medio de piezas de carácter lúdico que persiguen la atracción del turismo alternativo. A pesar de que en la primera edición no se había atendido a las condiciones de materialización de las obras ni a la procedencia de los elementos que las componen, en “Biodivers 2015” se han integrado los principios de la nueva estética medioambiental. Además, la segunda edición, que lamentablemente se ha retrasado por razones económicas, da cabida a una serie de mejoras para aumentar la coherencia con la filosofía del proyecto, esencialmente, en el establecimiento de una serie de exigencias en pos de un mayor respeto al entorno. Esto se traduce en el desarrollo de estudios previos del comportamiento y rendimiento de los materiales empleados, de los enclaves más idóneos para intervenir, del impacto visual y las consecuencias físicas sobre el medio ambiente de cada proyecto concreto”.

“Biodivers Carrícola”, parte de los conceptos “arte público y territorio”, recoge las teorías de la estética medioambiental para traducir el lenguaje plástico de las obras. Aborda los postulados de la ecología política para revelar el papel de las instituciones en la instauración de modelos sostenibles de gestión del patrimonio cultural, social, histórico y natural y en la promoción del arte que activa la conciencia ecológica. Esta alternativa al museo convencional supone una vía para aplicar políticas medioambientales y opera como reclamo para el turismo sostenible.